Breadcrumb
  1. Inicio
  2. Información sobre las enfermedades
  3. Deafness and hearing loss

Deafness and hearing loss

(DEF-nuhs • and • hearing • loss)

Información general sobre la enfermedad

Otros nombres

  • Congenital hearing loss
  • Deaf
  • Hard of hearing
  • Hearing
  • Hearing defect
  • Hearing deficiency
  • Hearing impairment
  • Hearing loss
  • Hearing loss or varying hearing levels
  • Newborn hearing loss
  • Newborn hearing screening

Tipo de enfermedad

Prevalencia al nacimiento

Resultado del examen

Un resultado “anormal/insatisfactorio” en la prueba de uno de los oídos (también denominado “remitir”)

Qué es Deafness and hearing loss

La sordera o pérdida auditiva puede presentarse al nacer o desarrollarse a medida que el bebé crece. La pérdida auditiva es un grupo de enfermedades que dificultan que el bebé pueda escuchar y entender los sonidos.  

La pérdida auditiva puede producirse por una alteración en el oído o un cambio en la parte del cerebro que procesa los sonidos. Su bebé puede experimentar uno de estos cambios o una combinación de ambos.  

La pérdida auditiva puede ser leve, moderada, grave o profunda. Su bebé puede ser sordo o tener problemas de audición en un oído (unilateral) o en ambos (bilateral). Su audición puede mejorar o empeorar con el tiempo (fluctuar) o bien permanecer constante (estable). Los cambios que experimentan en sus oídos o en el cerebro dan lugar a los signos y síntomas de esta enfermedad.  

Toda pérdida auditiva que dificulta que los bebés puedan escuchar el habla puede afectar su desarrollo del lenguaje y sus habilidades de comunicación. Es importante averiguar lo antes posible si su bebé es sordo o tiene problemas de audición. 

Si bien el término “pérdida auditiva” se usa más comúnmente en el sistema de atención de salud, es importante entender que el uso de las palabras “sordo” o “con problemas de audición” son términos socialmente aceptables y a menudo son los que se prefieren. Con frecuencia, a medida que los niños con pérdida auditiva van creciendo y se convierten en adultos, ellos mismos se identifican como “sordos” (“D/deaf”) o “con problemas de audición” (“hard of hearing”). La comunidad de sordos considera el término “sordo” como una palabra positiva e incluye a toda persona que vive plenamente con una pérdida auditiva. 

Examen de recién nacidos y seguimiento

Detalles de la enfermedad

Tratamiento y manejo

Es importante hablar con su proveedor de servicios médicos sobre qué intervenciones se encuentran disponibles para su bebé. El objetivo de la intervención es permitir que los bebés sordos o con problemas de audición desarrollen el lenguaje y aprendan a comunicarse, ya sea mejorando su audición o brindándoles otros instrumentos lingüísticos y de comunicación. 

Algunas oportunidades pueden incluir las siguientes, entre otras:  

  • Lenguaje de señas estadounidense (American Sign Language) 
  • Palabra complementada 
  • Intervenciones médicas 
    • Cirugía 
  • Tecnología 

Los niños sordos o con problemas de audición que reciben servicios educativos y audiológicos tempranos y continuos tienen menos retrasos en el desarrollo y desarrollan mejores habilidades de comunicación. Todos los niños pueden comenzar a adquirir lenguaje al momento de nacer, de modo que mientras antes se identifique la pérdida auditiva, mejores serán los resultados para su hijo. 

Última actualización: