Breadcrumb
  1. Inicio
  2. Proceso del examen de recién nacidos
  3. Resultados y seguimiento del examen de recién nacidos

Resultados y seguimiento del examen de recién nacidos

Entender los resultados de su bebé es parte importante del proceso del examen de recién nacidos (NBS). Esta sección explica qué significan para usted y su bebé, los resultados de la prueba con muestra de sangre, prueba con oximetría de pulso, y prueba auditiva.

Resultados de la prueba con muestra de sangre

Los resultados de la prueba con muestra de sangre de su bebé están disponibles entre cinco y siete días después del nacimiento. Hay tres tipos resultados posibles:

Resultados dentro del valor normal

¿Qué significa un resultado dentro del valor normal?

Un resultado dentro del valor normal significa que su bebé probablemente, no tiene una afección que detecta la prueba con muestra de sangre. Los bebés con resultados dentro del valor normal no necesitan ser sometidos a pruebas adicionales. 

El proveedor de atención médica de su bebé puede darle a conocer los resultados dentro del valor normal en su primera o segunda visita de control. Si no recibe los resultados, asegúrese de preguntar por ellos para que sepa que se ha completado el proceso del examen.

Los proveedores de atención médica también pueden referirse a los resultados dentro del valor normal como “negativos”, “normales” o “de bajo riesgo”.

¿Puede obtener mi bebé un resultado dentro del valor normal y aún tener la enfermedad?

Sí. A veces, cuando el NBS muestra que un bebé tiene poca probabilidad de tener la enfermedad, éste de hecho tiene la enfermedad. Cuando el examen “no detecta” una enfermedad en el bebé, se le considera un resultado falso negativo.

Los proveedores de atención médica por lo general, se percatan de los resultados falsos negativos cuando un bebé comienza a presentar síntomas de la enfermedad. Un bebé que comienza a tener problemas de salud (como dificultades para respirar, aumento lento de peso o problemas de movimiento) necesita pruebas adicionales, aun si los resultados de la prueba con muestra de sangre hayan estado dentro del valor normal. Los controles regulares son importantes para asegurarse de que su bebé esté sano y creciendo normalmente.

Cada vez que tenga alguna inquietud con respecto a la salud de su bebé, debe contactarse de inmediato con el proveedor de atención médica del niño.

Resultados de la prueba fuera del valor normal

¿Qué significa si se obtiene un resultado fuera del valor normal?

Un resultado fuera del valor normal significa que su bebé podría tener la enfermedad que detectó la prueba. Los bebés con resultados fuera del valor normal necesitan ser sometidos a pruebas adicionales.

El proveedor de atención médica de su bebé se comunicará con usted para informarle acerca de los resultados fuera del valor normal y los próximos pasos a seguir. Si su bebé recibe un resultado fuera del valor normal, es importante que siga todas las indicaciones de su médico para saber qué debe hacer.

Por lo general, su proveedor de atención médica le ayudará a hacer una cita con un especialista para efectuar pruebas adicionales. Puede que el bebé necesite ver al especialista y deba completar cualquier prueba recomendada de inmediato, para que se pueda diagnosticar la enfermedad.

Usted debe seguir las recomendaciones del médico con respecto a cuándo y qué pruebas necesita su bebé. Por cautela, es posible que también le recomiende que su bebé comience de inmediato un tratamiento para la enfermedad.

Los proveedores de atención médica también podrían referirse a los resultados fuera del valor normal como “positivos”, “anormales” o “de alto riesgo”.

Visite la sección titulada Conéctese con un especialista para averiguar cuáles pasos dar a continuación con un bebé que obtenga resultados fuera del límite normal. Visite la página Después del diagnóstico para ver una lista de recursos para familias cuyos bebés reciban un diagnóstico, después de efectuado el examen.

¿Todos los bebés con resultados fuera del valor normal tienen la enfermedad?

No. A veces, cuando el examen indica que el bebé pudiera tener una enfermedad, las pruebas adicionales revelan que en realidad no la tiene. Esto se llama obtener un resultado falso positivo. Los proveedores de atención médica por lo general determinan cuáles son los casos de falsos positivos durante las pruebas de seguimiento.

Los resultados falsos positivos pueden ocurrir en la prueba con muestra de sangre por muchas razones, como las siguientes:

  • Alguna razón que no sea la enfermedad que se trata de detectar: el examen de recién nacidos utiliza indicadores de la sangre para verificar si su bebé puede tener ciertas afecciones. No obstante, otros factores que no tienen nada que ver con las enfermedades incluidas en el examen (por ejemplo, el estrés), también pueden afectar estos indicadores. Por lo tanto, un resultado fuera del valor normal podría significar que su bebé o tiene una de las enfermedades contempladas en el examen, o que algo más está afectando el resultado de la prueba. 
  • Algún problema con el cómo y cuándo, se le hizo la prueba de sangre a su bebé: la recolección y el procesamiento de muestras de sangre del examen de recién nacidos deben llevarse a cabo de manera muy precisa. Si no se realizan correctamente, su bebé puede recibir un resultado falso positivo. Esto podría ocurrir en los siguientes casos:
    • El examen de su bebé se realiza fuera del margen de tiempo recomendado
    • La muestra de sangre de su bebé no se recogió correctamente
    • La tarjeta con la muestra de sangre de su bebé se rayó, o se manchó con algo que no es la sangre de su bebé
    • La muestra de sangre se almacenó de manera incorrecta
    • La información en la tarjeta del examen era errónea

Si su bebé obtiene un resultado falso positivo, eso significa que el bebé no tiene y no va a desarrollar la enfermedad. 

Resultados limítrofes del examen 

Un resultado limítrofe significa que los resultados del examen de su bebé están ubicados en algún punto entre los resultados dentro del valor normal y fuera del valor normal.

Los bebés con resultados limítrofes necesitan exámenes o pruebas adicionales. Es posible que el proveedor de atención médica de su bebé recolecte una nueva muestra de sangre y repita las pruebas del examen original. 

A veces, su proveedor puede efectuar otros exámenes, como tomar muestras de sangre para hacer pruebas de laboratorio, en lugar de repetir las ya hechas. Es importante seguir las instrucciones de su médico sobre cuándo y qué tipo de pruebas repetir, u otros exámenes hacerle a su bebé.

Los proveedores de atención médica también pueden referirse a los resultados limítrofes como “inconclusos” o “de mediano riesgo”. 

Resultados de la prueba con oximetría de pulso 

La prueba con oximetría de pulso determina si su hijo tiene ciertas formas de enfermedades cardíacas congénitas críticas (CCHD, siglas en inglés).

La mayoría de los padres reciben los resultados de la oximetría de pulso de su recién nacido tan pronto la prueba se haya completado. Hay dos tipos de resultados posibles: 

  • Normal
  • Anormal (también llamado insatisfactorio)

Lea a continuación para que sepa más acerca de cada tipo de resultado.

Resultados normales

Un resultado normal significa que su bebé tuvo niveles de oxígeno en la sangre dentro del valor normal en el momento de la prueba. Los bebés que obtienen resultados normales no necesitan pruebas adicionales. 

No obstante, la oximetría de pulso solo detecta ciertos tipos de problemas cardíacos. No detecta todas las afecciones cardíacas. Los bebés que presentan cualquier problema de salud, especialmente problemas respiratorios, cambios en el nivel de energía o problemas de alimentación, necesitan más pruebas, aun cuando sus resultados de la prueba hayan estado dentro del valor normal. 

Resultados anormales

Un resultado anormal significa que su bebé tuvo niveles bajos de oxígeno al momento en que se realizó la prueba. Los bebés que obtienen resultados anormales necesitan pruebas adicionales para determinar por qué sus niveles de oxígeno son bajos. 

No todos los bebés que reciben un resultado anormal tienen CCHD. Un recién nacido puede tener niveles bajos de oxígeno por otros motivos, como problemas respiratorios, infecciones o problemas cardíacos menores en general.

Para determinar si el bajo nivel de oxígeno de su bebé se debe a CCHD, el proveedor de atención médica generalmente, lo examinará muy cuidadosamente y pedirá una o más pruebas diagnósticas. Estas pruebas podrían incluir un ecocardiograma, un electrocardiograma, y/o una radiografía del tórax, para diagnosticar CCHD.

Los bebés que recibieron resultados anormales necesitan estas pruebas adicionales antes de ser llevados a casa. Si la maternidad no puede realizar estas pruebas, deben hacerse de inmediato en otro centro médico.

Los proveedores de atención médica también pueden referirse a estos resultados anormales como “insatisfactorios”.

Visite la sección Conéctese con un especialista para averiguar cuáles serían los siguientes pasos a dar con bebés que no pasan este tipo de prueba. La página Después del diagnóstico tiene una lista de recursos para familias cuyos bebés reciben un diagnóstico después del examen de recién nacidos.

Resultados de la prueba auditiva

La mayoría de los padres reciben los resultados de la prueba auditiva de su recién nacido tan pronto la prueba se haya completado. Hay dos tipos de resultados posibles: 

  • Normal
  • Anormal (también llamado insatisfactorio o a “remitir”)

Resultados normales

Un resultado normal significa que su bebé tiene audición típica en ambos oídos, al momento en que se realiza la prueba. 

La mayoría de los bebés que obtienen resultados normales no necesitan pruebas adicionales. No obstante, los recién nacidos que pasan la prueba auditiva, todavía pueden desarrollar pérdida auditiva más adelante durante la primera infancia y la niñez. 

Esto es más común en bebés con ciertos factores de riesgo, como bajo peso al nacer o infecciones específicas. Los bebés con estos factores de riesgo, pueden necesitar evaluaciones auditivas adicionales, aun cuando hayan pasado la prueba auditiva. Encuentre más información sobre los factores de riesgo de la pérdida auditiva.

Los padres deben estar alerta de cualquier signo de problemas auditivos en sus bebés, y deben prestar atención a los hitos del desarrollo del lenguaje infantil. Los hitos del desarrollo del lenguaje en los bebés que pueden oír incluyen aspectos como:

  • Llorar cuando escuchan sonidos fuertes
  • Tranquilizarse con voces conocidas
  • Gorjear o hacer diversos sonidos vocales
  • Girar la vista hacia las voces y los sonidos 

Observar estos hitos puede ayudarle a detectar cualquier problema con la audición de su bebé.

Resultados anormales

Un resultado anormal en uno o ambos oídos significa que su bebé pudiera ser sordo o sufrir de pérdida auditiva. Los bebés que reciben resultados anormales necesitan pruebas adicionales. Estos bebés por lo general reciben otra prueba auditiva en las dos semanas siguientes, después del alta. El proveedor de atención médica puede ayudarles a programar la repetición de la prueba, antes de que la familia salga de la maternidad.

Los bebés que reciban resultados anormales en la repetición de su prueba deben ver tan pronto sea posible a un audiólogo, un especialista en problemas de audición. El proveedor de atención médica de su bebé, o el programa de pruebas auditivas del recién nacido (NBS) de su estado, pueden ayudarle a hacer los preparativos para que se realicen las pruebas de seguimiento. 

Los proveedores de atención médica también podrían referirse a los resultados anormales como “insatisfactorios” o a “referir”.

Visite la sección Conéctese con un especialista para conozca cuáles son los pasos siguientes a dar con los bebés que no pasan la prueba auditiva. La página Después del diagnóstico tiene una lista de recursos para familias cuyos bebés sean sordos, o tengan pérdida auditiva.

Conéctese con un especialista

Si su bebé no tuvo un resultado normal en uno de los exámenes de recién nacidos, trabaje junto al proveedor de atención médica para que un especialista realice una prueba de seguimiento. El proveedor de atención médica de su bebé, o el programa de examen de recién nacidos (NBS) de su estado, pueden ayudarle a encontrar al especialista indicado y a programar una cita para completar las pruebas adicionales. 

Es importante que el bebé vea a un especialista cada vez que su médico lo recomiende. Esta es la única manera de saber con certeza si su recién nacido tiene algún problema médico. 

El especialista le ayudará a saber más sobre la salud de su bebé y a obtener acceso a tratamiento o intervención, si fuesen necesarios. Esto le ayudará a asegurarse de que su bebé viva una vida lo más sana posible.

Los especialistas que podrían ver a su bebé incluyen a proveedores de atención médica con formación y conocimientos adicionales en las siguientes disciplinas:

Después del examen de recién nacidos: qué preguntar

Muchos padres tienen preguntas sobre el examen de recién nacidos (NBS). A continuación, se ofrece una lista de preguntas que puede hacer después de recibir los resultados del examen de su bebé:

  • ¿Dónde puedo encontrar una copia de los resultados del examen de mi bebé?
  • ¿Cuáles opciones tengo con respecto a lo que ocurre después del examen con la muestra de sangre de mi bebé?
  • Si recibe un resultado dentro del valor normal: ¿Significa que mi bebé está sano?
  • Si recibe un resultado fuera del valor normal: ¿Significa que mi bebé definitivamente tiene una enfermedad ?
  • ¿Necesita mi bebé alguna prueba adicional?
  • ¿Cubre el seguro las pruebas adicionales?
  • ¿A qué signos tengo que estar atenta en mi bebé?
  • ¿Con quién tengo que hablar si tengo más preguntas?
Última actualización: